Madrid.- El inglés Lewis Hamilton (Mercedes), que en Singapur cedió el liderato del Mundial de Fórmula Uno a su compañero y rival alemán Nico Rosberg, ganador de las tres últimas carreras, respondió con brillantez en Sepang, batiendo el récord de una pista en la que saldrá primero en el Gran Premio de Malasia.

Hamilton, de 31 años, que aventajaba a Rosberg -de idéntica edad- en diecinueve puntos antes del parón vacacional, cedió el primer puesto del campeonato en Singapur, donde alemán se apuntó su tercera victoria seguida, la octava de la temporada. Pero el inglés, ahora ocho puntos detrás (273 frente a 265), no tira la toalla y respondió firmando su quincuagésima séptima 'pole' en Fórmula Uno.

El espectacular piloto inglés, propenso a excentricidades, había remontado 62 de los 43 puntos que le llevaba Nico tras ganar las primeras cuatro carreras del año y se marchó de vacaciones soñando con un cuarto título mundial, tras anotarse, precisamente en Alemania, su sexto triunfo de 2016. Pero Rosberg contraatacó, arrebatándole el liderato tras ganar en Spa (Bélgica), Monza (Italia) y Marina Bay.

Hamilton, sin embargo, muestra riguroso propósito de enmienda. Lleva desde el pasado domingo -algo completamente inusual- en Malasia. Donde el viernes firmó el mejor tiempo en los entrenamientos libres; y este sábado volvió a ser el más rápido en el último ensayo, antes de exhibirse en la calificación, en la que siempre marcó el mejor parcial.

Para empezar, batió el récord de la pista malaya al cubrir sus 5.543 metros en un minuto, 33 segundos y 46 milésimas durante la Q2, en la que ya asustó a su antagonista, dejándole a más de medio segundo, en una segunda ronda en la que quedó eliminado el español Carlos Sainz (Toro Rosso), decimosexto este sábado en Malasia.

No contento con eso, Hamilton se convirtió en el primer -y hasta el momento único- piloto en bajar de 1:33 en Sepang en la ronda decisiva, en la que paró el crono en 1:32.850, un tiempo al que sólo logró acercarse a cuatro décimas, en su último intento, Rosberg, que completará una nueva primera fila para la dominante Mercedes.

La número cien en la carrera de Lewis (a 16 del récord absoluto del séptuple campeón mundial alemán Michael Schumacher), que mejoró su tercera marca histórica de 'poles' en la categoría reina y se colocó a ocho de Ayrton Senna -malogrado en 1994, tras ganar tres mundiales para Brasil- y a once de la plusmarca del 'Kaiser'.

Por detrás de los Mercedes, que este domingo podrían festejar matemáticamente su tercer Mundial seguido de constructores, saldrán los dos Red Bull del holandés Max Verstappen -único que ha roto este año, al ganar en España, la hegemonía de la escudería alemana, que este domingo se puede anotar matemáticamente su tercer título seguido de constructores- y del australiano Daniel Ricciardo.

Max, que en Barcelona se convirtió en el más joven ganador de todos los tiempos y que en Sepang cumplió 19 años, había sido segundo este sábado en el último libre, por delante de Rosberg.

Desde la tercera fila arrancarán los Ferrari del alemán Sebastian Vettel (cuádruple campeón mundial entre 2010 y 2013, con Red Bull), quinto en la calificación, y el finlandés Kimi Raikkonen, último en ganar el título (2007) para una 'Scuderia' en horas bajas.

El español Fernando Alonso -ganador en Sepang con tres coches distintos- lo hará desde la última plaza, con 45 puestos de sanción en parrilla, por haber cambiado diferentes componentes de la unidad de potencia de su McLaren-Honda.

Motivo por el que el doble campeón mundial asturiano -que en 2003 se convirtió en esta pista en el entonces más joven piloto en salir desde una 'pole' y acabar en el podio en F1- conservó neumático para intentar puntuar este domingo; y se dejó caer, como era esperado, en la primera ronda (Q1) de la cronometrada principal.

En la que el mexicano Sergio Pérez (Force India) acabó séptimo, por delante de su compañero alemán Nico Hülkenberg, que lo acompañará este domingo en la cuarta fila.

Justo detrás de ellos arrancará Jenson Button, campeón mundial en 2009 -con Brawn-, compañero de Alonso, que en Malasia festeja su Gran Premio número 300 en Fórmula Uno.

Button saldrá al lado del brasileño Felipe Massa (Williams), que durante cuatro años compartió garajes con el genio astur en Ferrari y que se retirará al final de la actual temporada. A la que quedarán cinco carreras después de la de este domingo, prevista a 56 vueltas (310 kilómetros) en la calurosa y húmeda Sepang. Donde las lluvias -casi siempre torrenciales- podrían barajar de nuevo unas cartas que apuntan a un nuevo éxito de Mercedes.

EFE/Foto: EFE