Se llevan dos años de diferencia, uno es portero y el otro extremo derecho y los dos son el orgullo de la familia Déctor Meza; sus nombres Roberto de Jesús y Ángel Emmanuel, jugadores del club Águilas CEPVC, el primero en la categoría Biberones y el segundo en Chupones.

Pero vamos por partes, el más pequeño es Roberto de Jesús Déctor Meza, tiene siete años de edad; el portero de las Águilas CEPVC categoría Biberones, con rostro serio, concentrado en cada jugada y atento a las llegadas del rival y pese a que por momentos titubea, no podemos dejar de mencionar las excelentes intervenciones que ha tenido para evitar los goles del enemigo.

Estudiante del segundo grado de primaria en el CEPVC y las Águilas son su primer equipo, donde su couch Daniel Ortiz le ha enseñado los primeros trucos para ser un buen portero.

Seguidor del Real Madrid, ha puesto su atención en todos los porteros nacionales e internacionales para seguir aprendiendo y defender la puerta que le han confiado sus compañeros y su couch.

Como todo niño de su edad es fanático de las caricaturas, su héroe favorito Batman y quiere llegar a ser un gran portero cuando sea grande.

Por su parte Ángel Emmanuel Déctor Meza, es al mayor, nueve años de vida se encuentra en el tercer grado de primaria en el CEPVC y es uno habilidoso y veloz extremo derecho convertido por momentos en un segundo nueve y hasta la jornada 25 había marcado nueve tantos para aparecer en la lista de los romperredes en la categoría Chupones, jugando, desde luego para las Águilas CEPVC bajo la dirección del couch Daniel Ortiz.

Hasta la jornada nueve, su equipo Águilas CEPVC se mantenía en primer lugar de la tabla general con 16 puntos, luego de siete triunfos y dos empates; además habían conseguido una goleada de 27-0 sobre Pumas Liberación “B” y también dispuestos a calificar a las semifinales.

A diferencia de Roberto de Jesus, Ángel Emmanuel es fanático del América y Real Madrid, admira. Cristiano Ronaldo y quiere llegar a ser como y sabe que para lograrlo, debe seguir entrenando, jugando y estudiando, pues sólo así se puede alcanzar el éxito.

Ángel Emmanuel comenzó a jugar desde los seis años, pasó por la categoría Biberones y en estos momentos está en Chupones y seguirá en este club pues ha encontrado identidad futbolística que ha ayudado a su equipo a ser el actual líder del campeonato.


Tirso Esteves Suazo

El Mundo de Tehuacán