La Suprema Corte de Justicia resolverá en definitiva si los árbitros profesionales deben ser considerados como empleados de la Federación Mexicana de Futbol, con los derechos laborales que esto conlleva.

La Corte aceptó revisar un recurso de la Femexfut contra la sentencia de un tribunal colegiado de circuito, que amparó al ex árbitro Arturo Serratos Alcaraz, y ordenó a la Junta Local de Conciliación y Arbitraje resolver su demanda laboral partiendo del supuesto de que fue un trabajador, y no un simple afiliado.

Inicialmente, el recurso de revisión de Femexfut había sido desechado en julio por la Presidencia de la Corte, que consideró que este caso no contenía algún tema de Constitucionalidad que ameritara la intervención del máximo tribunal.

Pero el pasado 11 de octubre, la Segunda Sala de la Corte declaró fundada una reclamación de Femexfut y ordenó admitir su recurso, que ayer fue turnado al Ministro Alberto Pérez Dayán. La Segunda Sala, especializada en materia laboral, discutirá el caso en 2018.


Reforma