Ciudad de México.- La venta de la marca y el equipo de futbol Cruz Azul a una sociedad mercantil en la que el representante y principal accionista era Guillermo "Billy" Álvarez, dirigente del club, fue invalidada en forma definitiva por la justicia federal.

El Segundo Tribunal Unitario en Materia Administrativa falló en favor de los cooperativistas que acusaron de ilegal la cesión de la marca y el club, de la Cooperativa la Cruz Azul a la sociedad Cruz Azul Futbol Club A.C., en un contrato oneroso celebrado el 1 de diciembre de 2011.

"No habiendo tenido intervención la Cooperativa La Cruz Azul, a través de sus legítimos representantes, como lo es el Consejo de Administración, ni en la constitución Cruz Azul Futbol Club, ni en el contrato de cesión de marca del 1 de diciembre de 2011, es un imposible jurídico que Guillermo Álvarez Cuevas pudiera ostentarse como representante legal de la cooperativa", señala el fallo.

En cumplimiento a esta sentencia, el pasado 26 de mayo Elizabeth Vargas Lira, Juez Primero de Distrito en Materia Civil, solicitó girar oficios al Registro Público de la Propiedad y a la Notaría Pública 197 de esta ciudad, para que cancelen la escritura de la sociedad que adquirió al equipo.

Los jueces y magistrados desconocen hasta ahora los detalles del contrato, porque si bien en el documento se estipula que la operación fue a título de "oneroso", nunca se menciona el precio por el cual fue cedida la propiedad de la marca y el equipo.

En el convenio se señala que ese monto se establece en un anexo que hasta la fecha sigue a resguardo de la Cooperativa y la sociedad mercantil; ambas partes se han negado a mostrarlo a los socios cooperativistas y a los tribunales.

El fallo judicial también condena a "Billy" Álvarez, en su carácter director General de Cooperativa, a rendir cuentas sobre el manejo del Fondo de Previsión Social y del Fondo de Pensiones por Jubilación de la Cooperativa la Cruz Azul, que tuvo a su cargo desde el año 2002.

El tribunal también anuló el procedimiento de jubilación de Víctor Garcés Rojo, ex director Jurídico de Cooperativa, a quien se condenó a devolver las cantidades de dinero que recibió de la misma.

Según los demandantes, el también cuñado de "Billy" Álvarez debe devolver más de 48 millones de pesos, pues desde el 4 de agosto de 2012 recibe un millón 10 mil pesos mensuales, por concepto de pensión vitalicia.

Cuando el tribunal dictó sentencia, precisó que la anulación del contrato de cesión de la marca y del equipo era "relativa" y no absoluta, lo que en derecho civil implica que un convenio suscrito entre personas no legitimadas puede ser convalidado por quienes sí tienen esa legitimación.

Por ello, cuando el juzgado pidió por escrito a "Billy" cumplir con la sentencia, éste respondió que se encontraba en un proceso para convalidar el convenio de cesión en una asamblea de la Cooperativa.

Los demandantes se opusieron y manifestaron a la juez que esa convalidación era improcedente, debido a que sólo puede llevarse a cabo durante el juicio mercantil y no después de que finaliza.

La juez estableció que no procedía lo dicho por Álvarez, porque debía cumplir la sentencia ante el juzgado y no ante una asamblea.

REFORMA/Foto archivo: REFORMA