Héctor Moreno sabe que México aún cuenta con un capitán de primer nivel, como lo es Rafa Márquez, al que espera ver en el Mundial de Rusia 2018, así tengan que ‘congelarlo’. Y es que el central surgido de las fuerzas básicas del Atlas ya disputó los mundiales de 2002, 2006, 2010 y 2014, pero en su mente está jugar el de Rusia 2018 y con ello igualar el récord de más mundiales disputados que le pertenece a la ‘Tota’ Carbajal y al alemán Lothar Matthaus.

Márquez, quien fuera capitán de la selección mexicana contra Camerún, ese día se convirtió, con 13, en el que jugador del Tri que más partidos de Copas del Mundo ha disputado. Cifra que llegó a 16 tras los juegos de Brasil, Croacia y Holanda, la cual buscaría aumentar si llega al próximo Mundial de Rusia 2018.

Nacido en 1979 en Michoacán, Marquéz superó la marca del histórico guardameta Antonio ‘Tota’ Carbajal, quien jugó en cinco Copas del Mundo en una historia que comenzó en Brasil 1950 y concluyó en Inglaterra 1966 y acumuló 12 partidos, pero Rafael Márquez tiene cuatro más.

El defensa mexicano ha sido titular en las Copas del Mundo de Corea-Japón 2002, Alemania 2006, Sudáfrica 2010 y Brasil 2014, con cuatro partidos jugados en cada edición de la mayor competición del balompié a nivel Mundial.

Las selecciones de Croacia, Ecuador, Italia, Estados Unidos; Angola, Irán, Portugal, Argentina; Sudáfrica, Francia, Uruguay y Argentina, Camerún, Brasil, Croacia y Holanda, son los rivales que Márquez ha enfrentado con México en los Mundiales.

Su trayectoria profesional comenzó con el Atlas en 1996 y tres años más tarde (1999) fue vendido al Mónaco de Francia en lo que fue en ese momento la transacción más cara del futbol mexicano, unos 8 millones de euros.

Tras un largo trayecto en Europa y EU, Rafa volvió a la Liga Mx y sueña con su quinto Mundial.


Agencias