Londres, Inglaterra.- Serena Williams sumó su Grand Slam número 22 en su carrera en la era abierta e igualó el récord de Steffi Graf, al conquistar hoy Wimbledon tras derrotar en la Final 7 a 5 y 6 por 3 a la alemana Angelique Kerber.

Londres consagró como reina a la estadounidense por séptima vez en su historia y lo hizo con un cierre monumental.

Williams y Kerber consiguieron defender su saque en los primeros juegos del encuentro, pero fue al cierre del primer set cuando Serena hizo explotar su ataque al quebrarle el último saque a Angelique y así poner el cartelón 7 por 5.

La número uno del mundo ocupó de una hora con 21 minutos para doblegar a la europea, quien a partir de la próxima semana subirá al segundo lugar del ranking del planeta.

Aunque se vio amenazada en ocasiones por un aironazo de la cancha central, que le hizo cometer tres dobles faltas, Williams gozó de su potente saque para registrar 13 aces.

Para la segunda manga, la disputa entre punto y punto era parecida a la primera, pero la veterana de 34 años volvió a pegar en el último saque de Angelique y terminó por sacar para el título, hecho que consiguió.

La sonrisa de Williams regresó a su rostro: volvió a reencontrarse con una corona de torneo grande (Wimbledon 2015 había sido el último GS que había ganado), sumó 304 victorias en un major y mantuvo su etiqueta de reina en el circuito femenil.

Reforma