El atacante Oribe Peralta, uno de los refuerzos de mayor edad para la selección mexicana que participará en los Juegos Olímpicos Río 2016, compartió su medalla de oro cosechada en Londres 2012 con el grupo que ahora dirige Raúl Gutiérrez.

Varios elementos del combinado sub 23 aplaudieron el hecho de que "Cepillo" Peralta les llevó su presea áurea, para que se visualicen y peleen por refrendar el título en suelo brasileño.

"El equipo está bien, está completo. Oribe nos enseñó la medalla, nos dijo que la mejor sensación fue escuchar el himno en la final y que fue una experiencia única", manifestó Alfonso González.

Mientras que Erick Gutiérrez coincidió en lo que les transmitió Peralta, "nos comentó que lo más bonito es estar arriba y cantar el himno nacional. Oribe nos va aportar mucho, con su calidad nos ayudará mucho".

De esta charla con el jugador del América, el delantero Erick "Cubo" Torres rescató que el aspecto mental es importante para afrontar un certamen de calidad como los Juegos Olímpicos, "nos dice que hay que cuidar los mínimos detalles, estar concentrados. Fue maravilloso sentir la medalla y visualizarla en las manos".

Por su parte, el director técnico Raúl Gutiérrez, quien eligió a Peralta como refuerzo para Río 2016 junto a Jorge Torres Nilo y Alfredo Talavera, destacó lo hecho por el veterano artillero en buscar elevar la motivación.

"Ese detalle que tuvo de enseñarnos la medalla, de verla, de tenerla cerca es algo que ilusiona, es un logro increíble, invaluable para el grupo", indicó "Potro" Gutiérrez, quien se dijo satisfecho por la elección de los tres refuerzos mayores para tratar de revalidar el título obtenido en Londres 2012.

Agencias