Los tenistas Santiago González y Miguel Ángel Reyes Varela dieron la cara por el equipo mexicano en la serie Copa Davis que disputan ante Perú, al ganar ayer el tercer punto y ponerse 1-2 en el Club Las Terrazas de Lima.

Los tricolores evitaron que los locales finiquitaran la serie, ya que eran amplios favoritos por el ranking que tienen entre los mejores 105 del mundo, por lo que no dudaron en ganar el punto ante Brian Panta y Juan Pablo Varillas, con parciales de 6-3, 6-1, 6-3.

Aunque el marcador fue cómodo, lo cierto es que requirió de su método, pues los mexicanos les llevó una hora con 40 minutos imponerse a sus adversarios, luego de desplegar un juego sólido que no les dejó oportunidad para la remontada.

Este domingo el capitán David Roditi mandará a la cancha para intentar conseguir dar la vuelta a la serie del Grupo II de la Zona Americana, a falta de confirmación, a Lucas Gómez ante Mauricio Echazú, y en el último partido al nacional Luis Patiño contra Luis Álvarez, aunque puede haber modificaciones hasta una hora antes del juego.

Tras el encuentro el veracruzano González Torre afirmó que todavía queda tiempo para que puedan recuperarse y confía en que sus compañeros puedan dar la cara hoy por el país y sacar la serie de Copa Davis.

Recordar que en la pasada eliminatoria el equipo mexicano chocó ante Guatemala, serie que se disputó en marzo pasado en la capital del estado de Campeche y donde el equipo azteca avanzó sin mayor problema.

Sin embargo González y Reyes Varela, especialistas en dobles, son las mejores cartas del equipo mexicano, por lo que para vencer a Perú en singles los jugadores como Lucas Gómez y Luis Patiño deberán sacar su mejor juego para lograr avanzar.

En el antecedente a este serie, México ganó el último encuentro en Puebla en 2014, desequilibrando el marcador general que está en la actualidad a 4-3.

Perú llegó de ganar 3-2 a Uruguay en una intrépida serie a 5 partidos. México fue más contundente y ganó en tres partidos a Guatemala, aunque el perdedor sacó dos puntos con la serie decidida parar inflar el luminoso.