Chivas de Guadalajara siguió con su maldición de perder en la primera fecha del certamen, lo que hace desde 2011, debido a que cayó 1-0 contra Pumas a causa de un autogol y un penal fallado cerca del final.

Pumas y Chivas iniciaron el duelo en busca del protagonismo y con la idea clara de no perder contra un acérrimo rival, pero la primera mitad fue de más a menos, el entusiasmo mostrado desapareció y el respeto fue mutuo para las pocas llegadas de gol en ambas áreas rivales.

En Universidad Nacional iniciaron los tres refuerzos, los españoles Saúl Berjón y Abraham González, quienes dieron detalles de su juego, así como Pablo Barrera, quien busca recuperar su mejor versión y su habilidad; en una acción, el canterano auriazul recortó al centro, pero su remate fue tapado por la zaga.

En la parte complementaria, ya con las escuadras recuperadas, el ritmo volvió a crecer y el equipo auriazul sacó provecho de ese mejor momento al colocarse 1-0 después de un error del rojiblanco Jair Pereira, quien perdió de vista el pelotazo para el universitario Eduardo Herrera y terminó por hacer autogol con el arquero Rodolfo Cota a medio camino.

Luis Quintana pudo ser el villano de Pumas al cortar un balón con la mano y se decretara penal, mismo que desaprovechó "Gullit" Peña, que vive una maldición desde los once pasos al fallar de nuevo ante el lance de "Pikolin" Palacios para que el triunfo auriazul no se modificara.

Así los felinos llegaron a sumar sus primeros tres puntos, mientras que Chivas comienza de malas.

Agencias