La dupla mexicana de clavados compuesta por Iván García y Germán Sánchez finalizó ayer quinta en la final de plataforma de 10 metros sincronizados, por lo que no pudieron revalidar la medalla de plata obtenida en Londres 2012.

Los mexicanos, que hasta la mitad de las seis rondas de saltos iban terceros en la clasificación, cedieron el bronce en la segunda fase de la final, cuando fueron superados en los dos saltos finales por sus competidores alemanes y británicos, éstos últimos ganadores del bronce con un marcador final de 444.55 puntos.

El oro lo ganó el equipo chino, compuesto por la dupla de Chen Aisen y Lin Yue, vigente campeona del mundo y que obtuvo 496.98 puntos al final de las seis rondas.

Liderados por el medallista de oro en Beijing 2008, Chen Aisen, los chinos tuvieron una excelente ejecución y, en la quinta ronda, incluso lograron dos 10 en la puntuación, hasta sumar un impresionante 106.56 en una sola ronda. “Entrenamos unas seis horas por día en el última año y medio”, dijo en rueda de prensa Chen, quien vuelve a la cúspide del podio tras un decepcionante sexto lugar en Londres 2012. Por detrás quedó Estados Unidos, que se alzó con la plata.

“Las cosas no se dieron. No lo veo como fracaso, porque el que diga que es un fracaso lo invito a que se suba diez metros y se aviente”, sentenció García.


Agencias