Houston (EEUU).- El delantero Erick Torres dio por concluida su corta etapa con el Dynamo de Houston al volver de nuevo al fútbol mexicano tras ser cedido al Cruz Azul por lo que resta de 2016.

En el acuerdo entre ambos equipos sólo está pendiente que el Cruz Azul reciba el certificado internacional de transferencia.

Torres, de 23 años, que llegó al Dynamo como Jugador Designado, sólo ha podido disputar 11 partidos, cuatro como titular, sin que haya marcado ningún gol y ha dado una asistencia.

El mexicano, que llegó como el jugador estrella y hombre clave en el ataque del Dynamo, que milita en la Liga Profesional de Fútbol de Estados Unidos, nunca pudo encajar en el sistema del equipo tejano, colista en la clasificación de la Conferencia Oeste y eliminado de la fase final.

Torres, que llegó procedente de las Chivas de Guadalajara, formó parte del equipo nacional de México que compitió en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro, donde jugó dos partidos, uno como titular.

"Después de estudiar con detalle la situación de la presencia de Torres, en conversaciones con el propio jugador decimos que para el beneficio de ambas partes la mejor opción era que comenzase una nueva etapa con el Cruz Azul", declaró Matt Jordan, gerente general del Dynamo.

Torres llega a uno de los equipos de mayor prestigio del fútbol mexicano después de haber conseguido ocho títulos de liga y seis de la Liga de Campeones de la Concacaf.

EFE/Foto: REFORMA