Tuvieron que pasar cuatro largas semanas para que el hijo prodigo de Nueva Inglaterra retornara a los emparrillados y lo hará en un escenario que todo jugador desearía, ante un equipo con marca perdedora (0-4) y con la gran ventaja de que su par de suplentes (Jimmy Garappolo y Jacoby Brissett) realizaron el trabajo al ganar tres de los cuatro compromisos que disputaron.

Tom Brady, quien es considerado uno de los mejores mariscales en la historia de la NFL –no lo digo yo, lo dicen los cuatro anillos de Super Bowl con los que cuentan sus manos– culminó la sanción que le impuso el comisionado Roger Goodell, luego de que su equipo se viera involucrado en el escándalo del “Deflategate”, en el que se comprobó que los Pats, desinflaron los balones con el propósito de perjudicar a los Potros de Indianapolis en el Juego de Campeonato de la Conferencia Americana en el 2015.

La sanción se dio a conocer el pasado mes de mayo, por lo que las alarmas en Nueva Inglaterra retumbaron a los cuatro vientos. Pese a que se esperaba un castigo más severo, los Patriotas corrieron con la suerte de que sólo Brady estaría ausente las primeras cuatro semanas de la temporada 2016. Reiterando que los Patriotas son uno de los equipos mas favorecidos en la NFL, principalmente por las grandes ganancias que genera su marca, pero sobre todo la gran audiencia de sus juegos.

Pero este no es el primer capítulo bochornoso en la historia de los Patriotas, ya que en el 2007, fueron sorprendidos robando señas en el juego que protagonizaron ante los Jets de Nueva York; lo que provocó la expulsión del entonces asistente Matt Estrella. Pero las artimañas de este equipo no paran aquí, ya que esta comprobado que las franquicias que visitan el Gillette Stadium, presentan problemas en la comunicación de los audífonos, con lo que el cuerpo técnico de cada equipo se mantienen en contacto durante todo el juego.

Por si fuera poco se sospecha de espías en los casilleros, inclusive Peyton Manning alguna vez declaró, que jugar en este estadio, le provocaba incomodidad, ya que temía que el vestidor visitante, fuera intervenido por diversos equipos de grabación. Otra anécdota que ronda en la NFL desde hace ya varias temporadas, es que los empleados del aseo en Nueva Inglaterra, roban el plan de juego de los head coaches, donde se presentan las primeras 20 jugadas que se ejecutaran.

Por todo esto y mas, los Patriotas son en la actualidad uno de los equipos mas odiados en la NFL, aunque también parte de su antagonismo se lo han ganado con la infinidad de ocasiones que han participado en los playoffs en las últimas dos décadas y por los cuatro títulos Vince Lombardi que han ganado. Gran parte de esa historia, se la deben a Tom Brady, quien tendrá la oportunidad de retomar los controles este domingo, en el juego ante los Cafés de Cleveland.


Espectáculo

Tremendo show fue el que nos mostraron los Raiders de Oakland y los Cuervos de Baltimore en el choque de la Semana 4, donde el encuentro se definió en los últimos segundos del cuarto periodo, donde quedó de manifiesto un par de cosas: la primera es que el invicto de la parvada púrpura, fue simplemente un espejismo, ya que los Malosos evidenciaron el mal trabajo que ha realizado su perímetro, que sin duda tarde que temprano les cobrará factura en esta temporada.

La segunda es que los Raiders no serán simplemente un equipo del montón en la División Oeste de la Conferencia Americana, y contra todo pronóstico parece que serán la única oposición que tendrán los Broncos para levantar el título de este sector. El novato Derek Carr que jugará en su etapa colegial con la Universidad de Fresno State, ha demostrado porqué fue elegido en la segunda ronda del draft en el 2014.

Otro de los resultados que me llamaron poderosamente la atención, fue la derrota que sufrieron los Patriotas de Nueva Inglaterra que por fin ya podrán utilizar a Tom Brady, con lo que dejarán de improvisar con el par de quarterbacks novatos, con los que compitieron hasta la Semana 4. Los Pats como los apodan en la unión americana, fueron blanqueados por unos Bills de Buffalo, quienes se impusieron en el duelo 16-0, provocando la primera blanqueada en la trayectoria del head coach Bill Belichick.

A prácticamente un mes desde que se realizó el primer kick off de la temporada, sólo tres tropas se mantienen con marca perfecta y con la posibilidad de extender esta racha una semana mas. En la ya citada División Oeste, los Broncos tienen un récord de cuatro ganados y cero perdidos, gracias a la tremenda defensiva que comanda el coordinador Wade Phillips, siendo el único equipo de la Conferencia Americana en conservar el invicto. Mientras que en la Conferencia Nacional, los Vikingos de Minnesota y las Águilas de Filadelfia también marchan con una marca impecable.


Arranque

Esta semana la actividad en los emparrilados iniciarán con el duelo entre los 49ers de San Francisco y los Cardenales Arizona, un choque de equipos desesperados ya que ambos llegan con un récord de 1-3, el cual intentarán dejar a un lado cuando ambos equipos se vean las caras en el Levis Stadium. En sus últimos tres enfrentamientos, Arizona ha ganado dos cotejos (incluyendo un 47-7), sin embargo el último duelo quedó en manos de San Francisco.


Gabriel Quintana

Liberando Adrenalina


Los comentarios y puntos de vista expresados en esta página son cortesía y responsabilidad de quien los escribe, además de que no representan necesariamente el punto de vista de Sociedad Editora Arróniz