Ciudad de México.- Sin muchas emociones y con pocas jugadas de peligro, Cruz Azul empató 0-0 de visita al Necaxa, partido que marcó el regreso de los Rayos a Primera División tras cinco años de ausencia.

La Máquina tuvo las opciones más claras al frente, pero no pudo romper el arco de Marcelo Barovero, quien fue la figura del cuadro local con un par de atajadas.

Tomás Boy pudo ver a varios de sus refuerzos en acción, aunque una de las malas noticias para el cuadro celeste fue que Francisco Silva salió de cambio apenas al minuto 22 por una molestia.

En la siguiente fecha, Cruz Azul recibirá en casa a Pumas, mientras que Necaxa visitará al León.

Reforma