El equipo peruano de tenis aseguró ayer su boleto a la siguiente fase del Grupo II de la Zona Americana de la Copa Davis 2016, al concretar la barrida sobre su similar mexicano con sendas victorias en dos puntos de singles disputados ayer, con lo que el marcador quedó 4-1 a su favor.

No hubo posibilidad de remontada, el ímpetu con el que se ganó el punto de dobles el sábado se fue diluyendo conforme fueron disputándose los puntos este domingo, en el cierre de la serie.

La jornada dominical inició en el Club Las Terrazas con Mauricio Echazú, la mejor raqueta peruana, derrotando en poco más de dos horas a Lucas Gómez, por 6-2, 6-4 y 6-3, lo que ya aseguraba la serie a favor de los sudamericanos.

Luego vino el segundo juego de individuales, ya más por el honor, donde el local Nicolás Álvarez dobló a Luis Patiño por 6-4, 6-7 (2/7) y 6-3. De esta forma, el conjunto peruano disputará el ascenso al Grupo I el mes de septiembre ante Venezuela, que doblegó 3-2 a El Salvador, de visitante.

México, por su parte, tendrá que permanecer en 2017 en el Grupo II de la Zona Americana y ve lejos volver al I del sector.


Agencias