El apoyador de Broncos de Denver, Von Miller, estaba dispuesto a un traspaso o, incluso, a entrar en paro por toda la temporada 2016 de la Liga Nacional de Futbol Americano (NFL) si el equipo se rehusaba a darle un contrato a largo plazo.

Así lo aseguró el agente del jugador, Joby Brianon, quien, en este sentido, aseveró que todas las opciones fueron discutidas en el curso de las negociaciones que llegaron a su fin el viernes pasado, cuando Miller y el equipo alcanzaron un arreglo por seis años, cuyos términos económicos no fueron revelados de manera oficial.

En declaraciones difundidas por la página oficial de la NFL en Internet, Brianon descartó que hayan sido solo amenazas de su parte, ya que “mucha gente piensa que son bravuconadas y todo eso, y a veces lo son, pero en este caso no. No habría tenido ningún sentido”.

Y aseveró que “trato a Von (Miller) como a mi propio hijo y si de hecho fuera mi hijo le habría dicho que no puede permitirse jugar bajo la etiqueta de jugador franquicia, es un muchacho que merece estar en el rango de los 19, 20 o 21 millones de dólares. No tiene ningún sentido (firmar) por un año y 14 millones”.


Agencias