Par Rubén Corona Vargas, uno de los pioneros del Instituto Tecnológico Tehuacán (ITT), el estar presente en la inauguración de este Polideportivo, es un enorme logro, pues siempre se soñó con tenerlo y ahora ya es una realidad.

Al respecto dijo: “En 1962, cuando era el CECyT 142, y por cierto de esa época sólo quedamos tres vivos, fuimos los pioneros de la institución y la verdad solo era un sueño contar con un recinto como éste, en 1975 pasó a ser Tecnológico Regional de Tehuacán; yo estuve 35 años laborando pero no se lograba algo como hoy.

“Siempre nuestro sueño era un recinto como éste, por eso vine a la inauguración, no me la podía perder, es un sueño que ya se hizo realidad; el otro sueño era un óvalo olímpico, allá en la parte de atrás, me gustaría que se hiciera, espero no morirme antes para que venga a la inauguración cuando decidan construirlo”, expresó en entrevista.

Rubén Corona manifestó que con este recinto, es un hecho que el baloncesto y el voleibol tienen que crecer, al igual que todos los deportes, pues aquí los deportistas se pueden entrenar bajo techo, en instalaciones adecuadas, aunque esa decisión está en manos de los entrenadores, pero sin duda ayudará para mejorar.


Tirso Esteves Suazo

El Mundo de Tehuacán