Los niños campeones nacionales de voleibol de la Olimpiada Escolar 2017, de la escuela primaria Plan de Ayala, se acercaron al gobernador para solicitar su intervención y les abran las puertas de la escuela para entrenar y prepararse de cara a las eliminatorias municipales, regionales y estatales.

Unos seis niños aproximadamente se plantaron frente al gobernador apoyados por algunos padres de familia para solicitar su apoyo e intervenga en esta inexplicable negativa de la directora de la primaria Plan de Ayala, pues les ha cerrado las puertas para entrenar, argumentando que son órdenes del inspector de zona.

Mientras estos pequeños pedían el apoyo al gobernador, su couch Nacho Ramírez, estaba en el salón de cabildo con la otra mitad del equipo, recibiendo el Premio Municipal del Deporte como mejor entrenador.

El gobernador los escuchó y giró instrucciones a Roberto Ruiz Esparza darles solución.


Tirso Esteves Suazo

El Mundo de Tehuacán