II GILBERTO SILVA

EL MUNDO DE TEHUACÁN


A cargo del Centro de Reinserción Social (Cereso) quedó Enrique Hernández Orea quien fue destituido como Juez Calificador al no poner a disposición del Ministerio Público a un jóven acusado de abusar sexualmente de al menos siete menores en un preescolar de San Vicente Ferrer.

Hernández Orea, desde la semana pasada está al frente del Cereso, sin embargo, al momento de laborar como Juez Calificador fue señalado de desconocer los procedimientos, pues dejó en libertad -solo con pagar una multa- a David Flores Praguedis señalado por padres de familia del preescolar “Emmanuel Kant” de supuesto abuso sexual.

Lo anterior lo confirmó Abraham Aguilar Sánchez, quien desconoció los motivos del cambio, pero dijo que podría tratarse de que el anterior directivo no pasó las pruebas de Control de Confianza, sin embargo, reiteró que los cambios afectan de forma importante al área.

El Cereso es una de las direcciones que más cambios ha presentado en lo que va de la actual administración, esto aunado a los constantes señalamientos de corrupción y malos manejos que han provocado la rotación de custodios y diferentes colaboradores.

Esta no es la primera vez que las autoridades municipales ponen a cargo de un área a personas que tuvieron problemas, pues hace algunos meses al área de Protección Civil y Bomberos fue asignado Sergio Irán Parraguirre quien contaba con antecedentes penales por el delito de robo y desmantelamiento de vehículos.