Con el único fin de alegrar a los niños, elementos del departamento de Protección Civil y Bomberos, regalaron juguetes, así como también posaron para la foto.

La tarde del jueves, uniformados cambiaron el traje de “tragahumos” para caracterizarse como aquellos Reyes Magos, quienes en lugar de viajar en un caballo, camello y elefante, hicieron hacer notar su presencia a bordo de una motobomba.

El objetivo, era sencillo saberlo, el ver en los rostros de los niños una sonrisa de agradecimiento al recibir un pequeño pero a la vez gran detalle por parte de los hoy Bomberos-Reyes Magos.

Por su parte, el director de la corporación, Alejandro Rodríguez González, mencionó que es un orgullo formar parte de la ilusión de los niños, y los invitó a continuar teniendo la fe y creer que existen los Reyes Magos.

Con una caravana conformado con dos ambulancias, así como dos motobombas, una unidad de rescate y otras dos unidades de Protección Civil, adornaron las calles de la ciudad.

El dar amor a los niños, es el significado más grande y el don que el ser humano puede entregar, y elementos de Protección Civil y Bomberos dieron a conocer que no sólo en tragedias o accidentes estaba presentes, pues hoy fueron Reyes Magos dando una sonrisa a los niños.

Cabe mencionar que en el evento se sumaron personas de otras dependencias del municipio.


BRENDA VÁZQUEZ M.

EL MUNDO DE TEHUACÁN