TECAMACHALCO.- Dos jóvenes que viajaban a bordo de una camioneta pick-up, resultaron ilesos luego de que el motor de la unidad se incendió aparentemente por un corto circuito.

Los hechos ocurrieron en la esquina de la avenida Juárez y la calle 7 Oriente-Poniente cerca de las 16:30 horas de ayer, pues ante la mirada atónita de varios transeúntes, un grupo de vecinos intentó sofocar las llamas que salían de la parte frontal de la unidad con un extintor.

Miguel Cid Pérez, de 22 años de edad y oriundo de San Martín, era quien conducía dicho vehículo, y al percatarse del humo que comenzó a salir de su camioneta, detuvo su marcha y descendió en busca de ayuda.

Fueron elementos de la Policía Municipal quienes llegaron para tratar de brindar el auxilio, pero poco pudieron hacer ante la falta de equipo especializado, por lo que sólo daban la recomendación a las personas que se aglomeraron en el lugar de que se retiraran para evitar una tragedia.

Minutos más tarde, personal de Bomberos de Tecamachalco arribaron para sofocar lo que quedaba del incendio, los cuales procedieron a “enfriar” la unidad para evitar que nuevamente resurgieran las llamas, pero como la camioneta marca Ford F-150 de color rojo con crema sufrió severos daños en el sistema eléctrico y el motor, tuvo que ser retirada del lugar con apoyo de una grúa y llevada al corralón local.


De la Redacción