Un enfrentamiento con palos, piedras y balazos entre vecinos de la inspectoría de San Vicente Ferrer y elementos de la Policía Municipal se registró en la calle Libertad.

Los hechos se suscitaron alrededor de las 23:00 horas del sábado, cuando una llamada al número de emergencia alertó a elementos de que varios sujetos se encontraban ingiriendo bebidas alcohólicas sobre la vía pública.

Vecinos mencionaron que al lugar arribaron varias patrullas quienes de manera prepotente y sin dialogar llegaron para golpearlos.

Elementos al tratar de llevárselos de manera brusca y asegurar una motocicleta provocaron la molestia de los sujetos respondiendo a las agresiones de los que eran sometidos.

Cabe mencionar que al escuchar el zafarrancho, habitantes del lugar salieron y con piedras empezaron a agredir a los uniformados quienes de inmediato retrocedieron.

Vía radio policías pidieron apoyo arribando al lugar el grupo “Táctico” quienes empezaron a agredir nuevamente a las personas, donde palos y piedras “volaban” por el lugar.

Cabe mencionar que de acuerdo a la declaración de los habitantes del lugar se dio a conocer que los policías accionaron sus armas en contra de ellos, lo que provocó que se refugiaran en sus domicilios.

Tras esto los policías aprovecharon para llevarse una motocicleta y retirarse del lugar quienes a decir de los testigos informaron que una vivienda resultó dañada, además de que en la zona se encontraron varios cartuchos percutidos.


ENTÉRESE

1

II Vivienda resultó dañada luego del enfrentamiento entre vecinos de San Vicente Ferrer y policías.


1

II Motocicleta fue asegurada por elementos de Seguridad Pública, luego de la trifulca ocurrida.


CAUSA ALARMA

Las detonaciones que hicieron elementos de la Policía Municipal provocaron que los rijosos de inmediato se refugiaran en sus viviendas, motivo por el cual no hubo personas detenidas. Este hecho provocó molestia entre los habitantes quienes argumentaron que el actuar de los uniformados no fue el correcto.


BRENDA VÁZQUEZ M./EL MUNDO DE TEHUACÁN