Sujetos fuertemente armados ingresaron al bar Bamboo‘ s, lugar donde acribillaron a un hombre y entre la balacera hirieron a tres jóvenes, los hechos fueron registrados sobre la calle 5 Poniente entre Álamo y avenida Reforma Sur de la colonia Centro, esto alrededor de las 00:50 horas de ayer.

Paramédicos de Protección Civil y Bomberos le brindaron atención prehospitalario a Enrique Gallegos Reyes y Francisco Pérez Carpintero, el primero presentaba una herida por proyectil de arma de fuego a la altura del pie derecho, el joven fue canalizado al Hospital General.

Mientras el segundo tuvo una lesión de bala, la cual entro en el brazo izquierdo con salida de orificio y la cual volvió a entrar a la altura del tórax, causándole heridas de consideración, por lo cual fue trasladado de manera inmediata a una clínica particular.

En el lugar hubo un tercer lesionado el cual hasta el momento se desconoce su identidad pues por versiones de testigo oculares al recibir un impacto de bala a la altura de la pierna, fue trasladado por medios propios a un hospital.

Dentro del bar a la altura de la barra, murió quien en vida llevara el nombre de José Rodríguez Ávila, de 33 años de edad, domiciliado en la colonia Granjas de Oriente, el cual se dedicaba en ocasiones a manejar un taxi.

Tras los hechos testigos oculares manifestaron que al antro entraron dos sujetos con armas de fuego, ambos cubiertos del rostro con paliacates y portaban gorras, quienes al estar en el interior comenzaron a gritar que se tiraran al suelo y no se levantaran.

Los maleantes se dirigieron hacia la barra, lugar donde se encontraba solamente José, fue a quien al tenerlo de frente le quitaron su cartera y aparentemente un teléfono celular y posteriormente le dispararon en varias ocasiones.

Fue en ese momento cuando los que se encontraban conviviendo al escuchar las detonaciones, entraron en pánico y comenzaron a correr para esconderse en los baños, pero al levantarse tres jóvenes heridos recibieron impactos de balas aparentemente perdidas.

Los asesinos al ver que ya habían acribillado al hombre salieron del bar y abordaron una camioneta la cual por versiones de testigos oculares se trató de una Ford de color roja, en la cual lograron huir los maleantes por rumbo aún desconocido.

Al lugar arribaron varias patrullas de la Policía Municipal, en donde oficiales con los pocos datos que fueron brindados por los testigos, comenzaron a buscar a los delincuentes, quienes finamente lograron darse a la fuga.

Peritos realizaron una inspección ocular dando a conocer que el occiso presentaba siete impactos de bala, estos en abdomen, tórax y cabeza, en el lugar encontraron cascajos de armas de calibre 45 y 9 milímetros.

VICENTE SANTAMARÍA/EL MUNDO DE TEHUACÁN