Un hombre perdió la vida al instante al quedar sepultado bajo varias toneladas de tierra, esto al estar trabajando en un banco de barro, paramédicos del Sistema de Urgencias Médicas Avanzadas (SUMA), Bomberos y policías municipales rescataron el cuerpo.

Los hechos fueron a las 7:30 horas de ayer, en el barrio Santa Cecilia, perteneciente al municipio de Ajalpan, lugar donde el chofer de un camión que iba a ser cargado de barro, al ver la desgracia trató de auxiliar a su compañero pero al percatarse que estaba totalmente sepultado salió a pedir ayuda.

A unos metros de donde se registró la tragedia se encuentra una fábrica de tabique, por lo que trabajadores se alertaron al escuchar un fuerte sonido y al ver que al mismo tiempo se levantó una columna de polvo.

Se dirigieron al lugar, percatándose que dentro de la barranca estaba un camión tipo volteo y a un costado varias toneladas de barro las cuales habían sepultado a un hombre.

Alguien pidió el apoyo de una ambulancia y la presencia de la Policía Municipal, arribando de forma rápida una ambulancia, así como dos patrullas.

Los paramédicos trataron de auxiliar al trabajador pero al notar que no contaba con signos vitales fue declarado clínicamente muerto.

Uniformados tuvieron que acordonar él área ya que el alud de tierra aún corría el riesgo de colapsar.

Al lugar llegó la esposa e hijo del ahora occiso el cual fue identificado con el nombre de Everardo Moisés Torres T., de 46 años, quien tenía su domicilio en el barrio Teopuxco, perteneciente al municipio de Ajalpan.

Testigos manifestaron que el trabajador se encontraba a un costado de un camión tipo volteo de color blanco, ya que iba a ser cargado de tierra pues sería llevada a una fábrica donde elaboran teja y ladrillo.

La pesada unidad estaba realizando maniobras para ser estacionado cuando de manera repentina colapsó el alud, cayéndole varias toneladas encima a Everardo Moisés, quedando sepultado y perdiendo la vida al instante.

Por lo anterior, con ayuda de elementos de Bomberos, policías municipales y paramédicos de SUMA, así como de pobladores que llegaron al lugar con palas y picos lograron rescatar el cuerpo sin vida del trabajador para practicarle la necropsia de ley.


Vicente Santamaría

El Mundo de Tehuacán