Un incendio arrasó con una casa construida de cartón, madera y lámina, la propietaria quien tiene problemas de la vista fue rescatada por vecinos evitando que resultara quemada.


El desastre

El siniestro ocurrió a las 12:50 horas de ayer, sobre la calle San José y 38 Poniente, de la colonia Tepeyac.

Teresa A. G., quedó sin nada esto al incendiarse su vivienda donde el fuego se propagó en cuestión de minutos arrasando con todo lo que había a su paso.

La mujer relató que se encontraba en el interior de su domicilio, cuando de repente comenzó a oler humo y al percatarse que su casa empezaba a incendiarse, trató de sacar por lo menos sus documentos personales poniendo en riesgo su propia vida, sin embargo, el fuego se expandió en cuestión de minutos por toda la humilde casa, poniendo en alerta a los vecinos quienes al saber que dentro de dicho inmueble era habitado por un ama de casa que está enferma y que tiene problemas de la vista.

De manera inmediata ingresaron logrando sacarla, mientras que otros trataban de apagar el fuego, utilizando cubetas con agua.

A los pocos minutos arribaron varias unidades de Protección Civil y Bomberos, en donde “vulcanos”, ingresaron al inmueble que estaba envuelto en llamas y con agua a presión lograron sofocar el incendio que arrasó con toda la casa.

Teresa A. G., tuvo que ser auxiliada por paramédicos ya que se le bajó la presión, pero después de varios minutos fue estabilizada.

El ama de casa pedía a sus vecinos que por lo menos salvaran su póliza del Seguro Popular, pero de este hecho nada se logró.

Al lugar del siniestro llegó el presidente de la colonia Tepeyac, Oscar Miguel González Dimas, quien se comprometió en ayudar a la afectada, para construirle nuevamente su casa con el apoyo otras personas, quienes aportaran material para reconstruir la vivienda.

Así también se sumaron varios vecinos quienes al enterarse de la noticia a través de la cuenta de Facebook de esta casa editora, acudieron al lugar para llevarle algunas despensas, ropa y láminas con la finalidad de poder reparar su vivienda y tenga alimetos para sobrevivir los próximos días.



VICENTE SANTAMARÍA

EL MUNDO DE TEHUACÁN