Tres hombres fueron hallados ejecutados los cuales estaban tirados sobre terrenos ubicados en calle principal Camino a San Miguel perteneciente al ejido de Tula, en su espalda tenían grabados mensajes con la leyenda “limpiando la zona”.

Un campesino que pasaba por dicho lugar fue quien se percató del macabro hallazgo, solicitando de manera inmediata la presencia de la Policía Municipal de Tehuacán, esto a través del número de emergencias 066, arribando varias patrullas al mando del coordinador operativo.

Oficiales al realizar una inspección ocular por el lugar, encontraron entre los matorrales los cuerpos de tres hombres los cuales se encontraban semidesnudos y con el tiro de gracia.

Además en sus espaldas tenían marcas grabadas y realizadas con algún objeto punzocortante en donde decía “limpiando la zona”, el lugar tuvo que ser acordonado y de manera inmediata pidieron la intervención de las autoridades correspondientes.

Arribando al lugar elementos de la Agencia Estatal de Investigación (AEI), quienes con peritos realizaron una inspección ocular por la zona, encontrando a poco más de 100 metros de donde fueron hallados los cuerpos, huellas de neumáticos además de rastros de que arrastraron los cuerpos.

Por lo que se presume que hombres fuertemente armados trasladaban a sus víctimas en una camioneta, los golpearon y arrastraron hasta el lugar donde fueron encontrados y a sangre fría fueron acribillados.

Vecinos comentaron que escucharon de 8 a 10 disparos de arma de fuego esto alrededor de las 06:00 horas, pero por temor a que les pasara algo ya no salieron de sus hogares.

Horas después familiares al enterarse del hallazgo de tres cuerpos sin vida, acudieron al panteón municipal en donde se llevaron la desagradable sorpresa de que se traban de sus seres queridos.

Se trató de quien en vida llevará el nombre de Román Apolonio Rojas, de 37 años de edad, vecino de la colonia Nicolás Bravo; Jesús Deheza Pérez, de 27 años de edad, domiciliado en la colonia San Martín Caballero y César Téllez Tenorio, de 37 años de edad, vecino del fraccionamiento El Riego.

Por versiones de sus familiares indicaron que dos de ellos trabajaban en una maquiladora y otro era taxista.


EVIDENCIA

II En el lugar del crimen fueron hallados varios casquillos de un arma calibre 9 milímetros.


INDAGAN

INICIA UNA QUERELLA EL FISCAL

Autoridades indicaron que la línea de investigación es que se trate de un ajuste de cuentas siendo la causa de su ejecución.

Cabe mencionar que los cuerpos estaban marcados en la espalda, pues tenían un mensaje.

Debido a ello, el agente del Ministerio Público del fuero común inició una carpeta de investigación, luego de que los asesinados fueron identificados por sus familiares.

De las víctimas se sabe que dos eran empleados de una maquiladora, mientras que el tercero resultó ser que era un taxista.


De la Redacción