II Agencia

Puebla.- Al cumplirse dos años de la muerte del menor José Luis Tehuatlie tras resultar lesionado en una manifestación reprimida por el Gobierno de Puebla, familiares y activistas desarrollaron actividades para exigir justicia.

Primero hicieron un acto en el Centro Integral de Servicios, sede del sexenio del Gobernador Rafael Moreno Valle y luego marcharon en el Centro Histórico.

En la noche habrá una misa en su comunidad San Bernardino Chalchihuapan, de donde era originario Tehuatlie Tamayo.

Las movilizaciones estuvieron encabezadas por Elia Tamayo, madre del menor, quien estuvo al frente de la marcha sosteniendo una corona de flores con un mensaje conmemorativo.

La madre de la víctima, que se ha mantenido activa en manifestaciones desde el fallecimiento, evitó entrevistas y se limitó a exigir en un breve discurso que el presidente de comunidad Javier Montes no sea responsabilizado.

“Justicia para el presidente de San Bernardino Chalchihuapan, es lo que yo estoy pidiendo, y a todos los presos políticos, libertad. Gracias”, dijo.

El funcionario fue encarcelado por el caso y ahora está por resolverse si le dictan una condena de 30 años.

En la manifestación participaron activistas de diferentes causas sociales en la entidad.

También asistió Gerardo Fernández Noroña, quien destacó que el caso es una mancha para los intereses presidenciales del actual gobernador de Puebla, Rafael Moreno Valle. (Reforma)