II TERESA RODRÍGUEZ

EL MUNDO DE TEHUACÁN


En dos semanas campesinos de la junta auxiliar de San Diego Chalma esperan la llegada de compradores de flor de muerto, con quienes se procurará que el precio de éstas sea mayor que el año pasado.

La siembra y cosecha de flor a cielo abierto cada vez es menor en dicha comunidad, la principal problemática a la que se enfrentan los campesinos es a la falta de agua y terrenos sin nutrientes, razón por la cual este año el 50% de productores de la flor de muerto decidieron no sembrar tras la pérdida que hubo en 2015.

Sin embargo, para otros la llegada de la tradición mexicana de recordar a sus fieles difuntos y llevarles flores al panteón, bastó para esperar la cosecha de este 2016 con la esperanza de que el precio pueda ser mayor para obtener ganancias.

El rollo de flores de cempasúchil y moco de pavo hace un año se comercializó en 250 pesos, pero ahora los habitantes del lugar buscarán obtener una mayor cantidad, pues afirman que hacen más inversión en la compra de fertilizantes, químicos y abono para la tierra.

Esta comunidad es una de las que año con año se dedica a la siembra y cosecha de flor a cielo abierto, la cual representa el sustento para la mayoría de las familias, por lo que dijeron que le apostarán al mejor comprador pues las plantas están casi listas para la venta.