Ciudad de México .- El Gobernador electo de Veracruz, Miguel Ángel Yunes, reconoció que la Secretaría de Hacienda no aceptó el presupuesto que solicitó para la entidad.

"De ninguna manera es el presupuesto que esperábamos", lamentó al ser entrevistado por medios locales al llegar al Aeropuerto Ignacio de la Llave en Veracruz.

"Es un presupuesto que viene muy recortado", añadió.

En días pasados, el panista viajó a la Ciudad de México para reunirse con el Presidente Enrique Peña Nieto, el Secretario de Gobernación, Miguel Osorio Chong y el Secretario de Hacienda y Crédito Público, José Antonio Meade.

De acuerdo con el Gobernador electo, el objetivo de los encuentros fue incluir partidas suficientes para Veracruz en el Presupuesto de Egresos de la Federación para 2017.

Yunes adelantó que el siguiente año, Veracruz contará con un presupuesto ajustado.

"Esto nos va a llevar a presentar un presupuesto austero, un presupuesto en el cual el Gobierno del Estado empiece por limitar sus gastos", manifestó el panista.

Aunque que se cumplirá con el pago de las deudas que deja el Gobierno saliente, aseveró que a Veracruz le espera una situación económica complicada.

"Yo no quiero de ninguna manera mentirle a los veracruzanos: nos están entregando un Gobierno estatal en quiebra", expresó Yunes.

Confirma deuda de 100 mmdp en Veracruz

El Gobernador electo aseguró que la deuda de la entidad asciende a 100 mil millones de pesos, al conocer que el Gobierno estatal reporta adeudos de corto plazo de más de 40 mil millones de pesos.

"Aparte de los 43 mil millones de pesos de deuda bancaria y bursátil que se tiene documentada, la Cuenta Pública del segundo trimestre de este año tiene un adeudo de más de 40 mil millones de pesos", explicó el panista.

Yunes afirmó que se completan los 100 millones de pesos que previo desde el inicio de su campaña con 17 mil millones de pesos que fueron aprobados por el Congreso estatal para pagar a proveedores.

"Es decir la deuda puede andar en 100 mil millones como yo siempre lo señalé y ahí está prácticamente lo que yo dije", sostuvo.

Yunes detalló que mientras la deuda bancaria la tendrá que liquidar su Gobierno, la deuda a corto plazo deberá ser cubierta por el Gobierno saliente.

"Vamos a exigir que Flavino Ríos pague la deuda de corto plazo porque así lo señala la ley", expresó.

Reforma