Liliana Martínez es una de las voluntarias en “Enchúlame la Silla”, un terrible accidente en su adolescencia provocó que ahora se encuentre en una silla de ruedas, sin embargo, tras una larga batalla contra la depresión finalmente su vida tomó otro rumbo ayudando a personas en situaciones similares a las de ella.

Lo que comenzó como una labor de componer bicicletas especiales y poder competir, poco a poco se fue especializando en reparar sillas de ruedas, la cuales muchas veces deben ser llevadas a tiendas especializadas, por lo que con el tiempo se vio involucrada en este proyecto que llamó su atención.

Liliana proviene de Cuernavaca, por lo que en cada viaje el clima es un reto, sin embargo, su labor hace que se desarrolle como pez en el agua, pues su manos son diestras para reparar; cuenta que el al alto costo y tiempo que se debe invertir en la reparación es lo que la empuja a brindar el servicio, pues dejar a un persona con discapacidad sin movilidad es aún más difícil.

En Tehuacán la campaña “Enchúlame la Silla” estará en la explanada municipal por tres días, en la que se espera la recepción de estos mobiliarios desde las 9:00 hasta las 14:00 horas, pues algunas reparaciones suelen tardar hasta un día, sin embargo, este tiempo es mínimo comparado con el de algunos comercios dedicados a este negocios.

“Aveces las reparaciones tardan hasta una semana, por eso tratamos de apoyar en este aspecto”, comenta Liliana, quien conoce perfectamente la necesidad de tener su silla en perfecto estado.

Baleros y ligas son las piezas que comúnmente sufren desgaste, las cuales deben recibir mantenimiento; Maira Solano, quien también forma parte del equipo indica que esta iniciativa nació por parte del “Rotary Internacional”, pero en particular por el equipo del “Club Cuernavaca Rotario”, de este modo también se aumentan los lazos entre los clubes de diferentes estados.

Entre las enseñanzas que tiene Liliana al formar parte del equipo es conocer mucha a gente, lo que ha provocado la felicidad de muchas personas con la noble labor que beneficia a las familias.

Sagrario Cortés

El Mundo de Tehuacán