El acoso callejero se ha convertido en un acto desagradable que el 99% de mujeres en la ciudad tienen que soportar, de acuerdo a mujeres los comentarios de connotación sexual deberían considerarse un delito y violación a sus derechos, ya que a pesar de las campañas esas expresiones no logran erradicarse.

“Deberían existir sanciones drásticas para aquellos que nos acosen en la calle, existen personas que subestiman esos hechos que también llegan a sufrir jovencitas menores de edad”, expresó la ciudadana Daniela Gómez Torres.

Es cuestión al tema el Instituto Municipal de la Mujer (IMM) llevó a cabo como cada año la campaña “Acoso sexual y piropo callejero, una indignante expresión de violencia” dirigida específicamente a hombres y automovilistas, pues de acuerdo a los integrantes de la dependencia es ese sector quienes más incurren en ese tipo de agresiones psicológicas.

La dinámica de dicho movimiento consistió en hacer entrega de pulseras, volantes y trípticos a hombres de la ciudad, así mismo personal del IMM se plantó sobre las principales avenidas de Tehuacán con mantas promoviendo el respeto hacía la mujer y sobre todo invitando a que las expresiones de disuelvan en la ciudad.

La directora del instituto, María de Lourdes Silva Espindola argumentó que el trabajo realizado busca que la sociedad analice que ese tipo de agresiones hacía las mujeres se han vuelto cada día más comunes, mismas que son incitadas en el transporte público, en la calle y hasta en los propios centros de trabajo.

Respecto a esta situación se exhorta a las mujeres a pedir ayuda policial cuando sientan que están siendo agredidas verbalmente por algún hombre.

Por más de medio día colaboradores del Instituto Municipal de la Mujer realizaron el exhorto a transeúntes y conductores que transitaban sobre Independencia Poniente y Reforma Sur, también en calles como 5 Sur e Independencia Oriente.


Jennifer Carrillo

El Mundo de Tehuacán