Aunque el número de vehículos que llevan tiempo en el corralón municipal aún no se convierte en un problema, la dirección de Tránsito Municipal se encuentra realizando el conteo para poder determinar las acciones que se pudieran seguir, esto para evitar la saturación del mismo.

Lo anterior lo dio a conocer Enrique Ximello Salaya, director del área vial de la ciudad, quien argumentó que en el conteo que se realiza se busca determinar cuáles son las unidades que están sujetas a un proceso legal, ya sea por algún accidente u otro tipo de problemas y otro caso puede ser aquellas que ingresaron solo por una infracción.

Aunque no precisó las acciones que se pudieran tomar para las unidades que ya no son reclamadas y que no están sujetas a un proceso legal, indicó que dicho plan se podría hacer en breve, para que sea planteada al cabildo municipal quien será la instancia encargada de decidir.

Se estima que hay 200 vehículos aproximadamente, siendo los fines de semana los días que mayor ingreso registran debido a los operativos en donde son retenidas por faltas al reglamento vial del municipio, sin embargo, argumentó que los propietarios sí acuden al lugar a reclamarlas.

Es importante recordar que para poder retirar los vehículos del corralón, los propietarios deben cubrir la infracción que les fue impuesta, además de los gastos que genere el traslado de dicho vehículo al corralón municipal, lo cual no todos cubren.


GILBERTO SILVA

EL MUNDO DE TEHUACÁN