Son riñas, alteración al orden público y drogadicción las faltas que más cometen los menores de edad en el municipio, hasta septiembre de este año se registraron 299 detenciones; en contraste fue 2016 el año con mayor número de menores asegurados.

El año pasado Seguridad Pública detuvo al menos a 708 menores de 18 años por los mismos actos ilícitos, pero también por ingerir bebidas alcohólicas en la vía pública, aunque ese tipo de hechos disminuyeron en casi 65%, organismos aseguran se debe analizar la situación para evitar que estos índices sean un detonante de violencia o mayor inseguridad posteriormente.

De acuerdo al Instituto para la Gestión Administración y Vinculación Municipal (Igavim), Observatorio Ciudadano, se solicitó al área de transparencia municipal las constancias que emiten los jueces, cargos y el monto de estas, sin embargo, las respuestas fueron insuficientes.

Por ello la organización resaltó que esas cifras son el reflejo de la falta de seguridad en otras áreas como educación, deporte, cultura; así como el rompimiento en la parte social la cual reciente en menores de edad.

En este año también se registraron faltas por vandalismo e insultos, mientras que los meses con mayor reincidencia de violencia, faltas y detenciones se inclinaron hacía los meses de enero, febrero, marzo y septiembre; también se contabilizaron, hechos como entorpecer labores, faltas a la moral, realizar necesidades fisiológicas en la vía pública y golpes.

“Deben atender la situación y saber que está pasando con la juventud... esto en un futuro podría generar mayores intereses delictivos que en un momento no pudieron controlarse”, resaltó Juan José Hernández López, director del organismo.



Jennifer Carrillo

EL MUNDO DE TEHUACÁN