Pretenden prohibir de manera constitucional la venta de alimentos chatarras en las instituciones educativas, desde nivel preescolar hasta superior, ante esto, la Dirección de Educación y la de Salud, mencionaron que son medidas preventivas para evitar que el número de obesidad aumente principalmente en niños de 6 a 12 años.

Tras lo anterior la Dirección de Educación, mencionó que en las escuelas se trabaja en conjunto con el sector salud y ahora también con fomento comercial, para que de esa manera se verifique que en las instituciones escolar se vendan únicamente productos que estén autorizados por la Secretaría de Educación Pública (SEP), y ya no haya alimentos chatarra, mencionó Pedro Guzmán Hernández, director de Educación.

También dijo que se revisará la parte externa de las escuelas para que ya no vendan productos nocivos para la salud, además de que en las aulas implementarán pláticas a padres de familia sobre el plato del buen comer para evitar que los niños y jóvenes consuman alimentos chatarra.

Cabe señalar que en las 17 escuelas que han trabajado se ha encontrado que, tres de cada 10 niños padecen sobre peso, sin embargo, es en primaria dónde se agudiza más el problema puesto que a esa edad los niños no son obligados a realizar algún tipo deporte, contrario a la secundaria y preparatoria, dónde por iniciativa propia de cada joven llega el querer pertenecer a alguno de los grupos deportivos escolares o foráneos, dijo. Por otra parte Óscar González Ibarra, señaló que el programa de “desnutrición”, continuará para apoyar a la población.

BELÉN O. MÉNDEZ

EL MUNDO DE TEHUACÁN