La entidad es un ‘foco rojo’ en trata de personas para explotación sexual; la mayoría de las víctimas son menores de 18 años,‘enganchadas’ a través de redes sociales principalmente, dio a conocer Vannesa Sánchez Zacateco, miembro de Casa Athus, primer albergue en la entidad para apoyar a personas que padecieron este delito.

Las acciones de prevención han sido constantes dijo la entrevistada; sin embargo hace falta más trabajo que alerte tanto a padres como hijos.

Y es que los delincuentes buscan diferentes formas para poder lograr su cometido, enamoramiento, casamiento forzado o violencia; alejan a sus víctimas del entorno seguro para poder someterlas.

Casa Athus tiene una capacidad para 30 personas que han sufrido este delito y actualmente está al 50%, albergando a mujeres, procedentes de diferentes partes de la República.

En este lugar se les brinda tratamiento psicológico, además de la oportunidad de continuar con sus estudios, entre otras actividades, para que se reintegren a la vida.

La entrevistada dijo que cualquier persona puede ser víctima de trata, desde mujeres profesionistas que buscan algún empleo y puede ser acaparada alguna empresa ‘fantasma’, siendo necesario que se haga una investigación antes de acceder a trabajar en caso de ser una labor sospechosa.

II MARÍA ROJAS TOBÓN

EL MUNDO DE TEHUACÁN