Tehuacán.- Regresa el arzobispo primado de México, Norberto Rivera Carrera, a la ciudad en donde fungió como obispo; durante la misa que presidió agradeció el apoyo de la feligresía tehuacanense y pidió perdón por las fallas que ha tenido al desempeñar el cargo que actualmente ocupa, además, llamó a los fieles a seguir apoyando las actividades religiosas.

Cerca de 700 personas acudieron a la presentación de las “Bodas Sacerdotales” de Rivera Carrera, en donde agradeció el apoyo que recibió durante su estancia en la ciudad, la Sierra Negra y la zona de la Cañada. Hace 21 años dejó Tehuacán al ocupar el cargo que tiene actualmente.

Dijo que fueron las decisiones que tomó como obispo de Tehuacán las que lo llevaron al arzobispado, pues surgieron algunos conflictos que supo resolver.

“Hace unos días ordenaba en la arquidiócesis de México a 24 diáconos y les decía que el Señor saca bendiciones, saca salvación para su pueblo de las crisis, de los problemas”, dijo, también que la iglesia no crecería sin las crisis y carecería de oportunidades para renovarse.

Cobijado por cientos de personas concluyó la celebración, no sin antes saludar a todos los fieles quienes se aglomeraban cerca de él para estrechar su mano o recibir la bendición.


GILBERTO SILVA/EL MUNDO DE TEHUACÁN