Son aproximadamente 80 casas antiguas en el centro de la ciudad las que representan un riesgo para los transeúntes por el posible derrumbe de bardas; un caso se presentó ayer en la calle 4 Poniente esquina con 2 Norte, donde únicamente se acordonó el área de peligro.

El riesgo es alto principalmente por el clima lluvioso y los fuertes vientos que podrían generar el colapso de bardas o fachadas de edificios incluso históricos, por lo que autoridades inspeccionarán algunos predios señalados para evitar algún incidente.

Es importante mencionar que la mayor parte de los edificios en riesgo se ubican en la zona centro, lo que resulta preocupante para quienes deben cotidianamente transitar por esas zonas.

Ambrosio Linares Amayo, regidor de Patrimonio Histórico, aseguró que hasta ahora no existe reporte de que algún predio en particular represente un riesgo, pero con Protección Civil y Bomberos se mantendrán “focos rojos” para evitar algún otro derrumbe.

No obstante, se espera que en los próximos días se obtenga un listado de los edificios más vulnerables para girar notificaciones a los dueños de los predios.


Jennifer Carrillo

El Mundo de Tehuacán