En riesgo de perderse cerca de 400 hectáreas de cultivo de maíz y otros productos debido a la falta de lluvias que mantiene, pues lo sembrado es de temporal; lo anterior lo dio a conocer el presidente de la Confederación Nacional Campesina (CNC), quien indicó que los campesinos se encuentran preocupados.

Miguel Ángel Cabrera Castañeda, presidente de la CNC, manifestó que la siembra que está en peligro es aquella que se terminó desde hace un mes aproximadamente.

Debido a que los productos se encuentran en la etapa de crecimiento, los agricultores están a la expectativa de lo que pudiera pasar con sus cosechas, inclusive algunos dudan si continuar con el proceso de preparación de la tierra, ya que la ausencia de agua representa que lo invertido para la producción se perderá.

Y es que se había pronosticado una temporada de lluvias abundante, sin embargo, hasta el momento las precipitaciones no se han presentado, lo que genera zozobra entre el gremio agricultor.

El entrevistado recalcó que desde hace varios años el campo de la región es azotado por los fenómenos meteorológicos que se presentan, aunado a la falta de recursos económicos que tienen los campesinos para comenzar sus cosechas a tiempo, lo que incide en la calidad y cantidad de producción y por ende en los ingresos del productor.

Es importante recordar que actualmente existe desabasto del grano, lo que representa un incremento en su valor, pues la temporada pasada de temporal tampoco fue favorable para el productor, pues la sequía provocó la pérdida de sus cosechas en varias juntas auxiliares y municipios de la región.

 

II GILBERTO SILVA

EL MUNDO DE TEHUACÁN