Aumentan las casos de extorsión por medio del rapto de mascotas, pues personas hurtan a los perros para pedir una recompensa, esto debido al aumento del índice delictivo en la ciudad, expuso Ismael Abad Cadena, consejero de TAC Una Protección al Entorno A.C.

Explicó que durante los últimos meses se ha presentado un aumento en este delito debido al desconocimiento que existe en materia jurídica, ya que el perro al ser un bien no puede ser tomado por otra persona, por lo que se puede proceder de manera legal.

Indicó que el modus operandi de los delincuentes se basa en “cazar” un perro de raza y esperar hasta que se publique algún anuncio para posteriormente reclamar una recompensa, aunque algunas veces ni siquiera tienen al perro, sin embargo, inician las negociaciones con el objetivo de lograr obtener un beneficio.

La asociación ha tenido hasta cuatro reportes por mascotas extraviadas en un día, de los cuales tres llegan a ser una posible extorsión, ante ello, Abad Cadena recomendó no hacer pública la recompensa pues los delincuentes suelen pedir más de lo señalado.

“El desconocimiento es el mayor problema, pues las personas tienen que afrontar con este problema solos”, expresó.


II Sagrario Cortés

El Mundo de Tehuacán