Tendrá 30 días de plazo la empresa PATSA para retirar los biodigestores y la laguna de oxigenación, esto tras el derrame de aguas negras que causó una contingencia ambiental la madrugada del 15 de junio, dicho acuerdo fue firmado por el representante de la empresa, Jorge García de la Cadena, y autoridades municipales, indicó Rosa López, inspectora de San Vicente Ferrer.

La empresa aceptó la responsabilidad de los daños, por lo que se realizaron labores de limpieza; durante la firma del convenio se sumó el adoquinamiento de una calle en la colonia San Martín Caballero y la entrada a San Vicente Ferrer que está frente a la empresa PATSA, debido a que las familias de esa zona fueron las más afectadas durante el derrame de aguas contaminadas.

Por su parte, vecinos de la inspectoría siguen realizando labores de limpieza en la zona, pues algunos perdieron todas sus pertenencias.

Hasta ahora no se tiene un monto de las pérdidas materiales de las familias, sin embargo, en días pasados se realizó la entrega de colchones y cobijas para los afectados.

Mediante un recorrido en la zona afectada, este medio de comunicación se percató que el olor sigue latente pese a los trabajos de limpieza, además de que algunas calles no recibieron atención, tal fue el caso de la avenida De los Deportes.


Sagrario Cortés

El Mundo de Tehuacán