“Los riesgos de la salud por consumir dulces con plomo, son irreversibles”, indicó Miguel Ángel Ponce de la Fuente, presidente de la Sociedad Médica de Tehuacán, luego de que se dio a conocer que dulces mexicanos concentran grandes cantidades del químico.

De acuerdo con el Instituto Nacional de Salud Pública (INSP), algunos dulces mexicanos contienen niveles de plomo superior a lo establecido, situación que afecta a los huesos, con un efecto irreversible.

Ponce de la Fuente explicó que además el plomo provoca alteraciones al sistema nervioso, por lo que los menores pueden desarrollar alteraciones conforme van creciendo, pues para eliminarlo llegan a pasar hasta 30 años.

El estudio del INSP contempla a más de 20 productos mexicanos que tienen altos niveles de plomo, tal es el caso de 0.70 parte por millón (ppm) pues lo recomendable es que no se supere 0.01 ppm.

El médico recomendó analizar y verificar los componentes de los alimentos que ingieren.

Agregó que no solo el plomo es peligroso, sino también los colorantes artificiales y otros, por lo que recomendó consultar el “Plato del Buen Comer” para dar a los hijos productos con el valor nutricional adecuado.


II Sagrario Cortés

El Mundo de Tehuacán