Concluye industria maquiladora el primer semestre del año con una baja importante en su producción.

A pesar de los números positivos con los que iniciaron este periodo, durante los primeros seis meses de 2016 su producción se redujo hasta un 25%.

Es decir, al iniciar julio, la industria mantiene una confección en promedio de apenas 150 mil prendas cada mes, lo que repercute en sus finanzas, ya que además el precio de los insumos va a la alza.

Lo anterior debido a que las tiendas departamentales bajaron de forma paulatina la adquisición de prendas, debido a los bloqueos por parte de manifestantes en los estados cercanos como Oaxaca,

Asimismo, ha influido la inseguridad que impera en gran parte del país.

Hay que recordar que este giro es uno de los principales abastecedores de empleo en la región, por lo que muchas familias de la zona dependen de su economía.

Lo anterior lo dio a conocer Rufino López Pérez, presidente de la Cámara Nacional de la Industria del Vestido en Tehuacán (Canaive) quien afirmó que a pesar de la problemática por la que atraviesan no se contemplan despidos -al menos en las industrias adheridas a esta cámara empresarial-.

Confió en que la situación podría mejorar en los próximos meses.

Walmart, Soriana y Liverpool son algunas de las empresas que bajaron la adquisición, según el entrevistado.

Insistió en que se restablecerá la fabricación de ropa, pues próximamente comenzarán a preparar la producción para el fin de año.

Otros factores que impactan a esta industria es el precio del combustible para el traslado del insumos. Además, las refacciones se han encarecido a consecuencia del incremento en el valor del dólar, lo que provoca más gastos y en su defecto que laboren con máquinas en estado deficiente.

“Con base en el 2015 estamos un poco abajo, porque producimos más; pero lo que provocó esta baja son los problemas que ocurren en el país, pero también en el extranjero, pues el mercado está prácticamente detenido”, concluyo.

II GILBERTO SILVA

EL MUNDO DE TEHUACÁN