Por lo menos 7 mil 732 millones de pesos retiraron trabajadores de su fondo para el retiro durante 2017, es una opción que tienen para hacer frente al desempleo, aunque esto limita sus aspiraciones de obtener una pensión en un futuro.

Pese a que la cifra es a la baja comparada con 2014 cuando llegó a los 8 mil 909 millones de pesos, es una cantidad importante, indicó Alfredo Rodríguez Reyes, abogado laboral, también que es una alternativa que puede repuntar en 2018 ante los despidos del último mes del año o las renuncias en busca de mejores fuentes de empleo.

Sin embargo, explicó que el retiro resta puntos o semanas para alcanzar una pensión, representando un problema para los trabajadores de mayor edad, ya que es más difícil encontrar un trabajo en el que tengan seguridad social con la que puedan seguir acumulando semanas para cuando concluya su edad laboral.

Es necesario conocer el número de semanas cotizadas, expresó.

De acuerdo al entrevistado, el Instituto Mexicano del Seguro Social ( IMSS) tiene la obligación de informar a sus trabajadores las semanas que tienen, aunque es conveniente acudir a las oficinas administrativas y solicitar una constancia de semanas cotizadas, ya que muchas veces los trabajadores calculan este dato conforme a los años trabajados, pero el patrón en ocasiones da de baja o alta sin que el empleado tenga conocimiento.

“Pensamos que por haber tenido el trabajo continuo, ya tenemos un cierto número de semanas cotizadas, pero luego nos llevamos la sorpresa de que no son las que esperamos”, destacó.

Cuando se recurra al préstamo es conveniente conocer cuánto resta en tiempo al fondo para el retiro, lapso que se puede recuperar al tener prestaciones laborales.


María Rojas Tobón

EL MUNDO DE TEHUACÁN