Una baja considerable han registrado las ventas de carne en mercados de la ciudad; comerciantes indicaron que sus proveedores aumentaron el costo del producto en forma gradual, desde inicios del 2016.

El kilo de puerco oscila en los $52 y la carne de res se vende desde $74 o hasta más de $100, dependiendo del corte; ante ello, la población opta por comprar cantidades pequeñas o simplemente sustituir el alimento por algún otro producto más accesible.

En un sondeo, los vendedores informaron que sus ventas se han visto mermadas; además tampoco pueden fijar aumentos considerables al producto, pues la economía de los clientes no les permite consumirlo con frecuencia, limitando sus ganancias.

Asimismo, explicaron que se han visto afectados porque el Ayuntamiento, lejos de brindar apoyos para comerciantes locales, han dado permisos para carnicerías americanas en la ciudad, las cuales, junto con supermercados, pueden ofrecer precios más accesibles.

Los afectados dijeron que no pueden competir contra las grandes cadenas, pese a que su producto es de mejor calidad, por lo que llamaron al consumo de la carne local.


GIANNY HANMED P./EL MUNDO DE TEHUACÁN