II Jennifer Carrillo

EL MUNDO DE TEHUACÁN


Artesanos de la región enfrentan una crisis que los expone a trabajos devaluados; en los últimos 10 años el interés por sus productos a disminuido drásticamente impidiendo su crecimiento; así lo dieron a conocer artesanos de la ciudad en el marco del Día Internacional del Artesano.

A pesar de que cada una de sus piezas representa tradición y cultura, debido a que son elaboradas por por manos artísticas, hoy en día la fabricación de piezas de ónix, bordados, mármol, barro y palma ha disminuido hasta un 40%, esto por la falta de compradores, así como la falta de espacios para ofrecer esos productos representativos de este municipio.

El ingreso de piezas del mercado chino “casi” similares a las que artistas locales realizan ha sido otro de los inconvenientes que han tenido que superar, pero peor aún la propia desvalorización de los ciudadanos hacía los artesanos, un fenómeno que no permite que se vivan solamente de esa actividad.

Eudalia Santiago Hernández, artesana de la ciudad, dio a conocer que en los últimos años las ventas ya no son las mismas, sobre todo porque el mismo gobierno no permite el crecimiento con las cuotas tan altas y lineamientos que les platean para poder comercializar su mercancía en diferentes puntos de la ciudad, así como en los eventos que se efectúan durante todo el años.

La falta de apoyo, programas y distribuidores de segunda también han fomentado la problemática, sin embargo, aseguró que han tenido que buscar por otros lados un nuevo ingreso para subsistir, situación que demerita parte de nuestra cultura.

“Las ventas ya no son las mismas que hace 10 o 15 años, estamos perdiendo más de lo que ganamos porque la gente ya no valora nuestras obras, muchos prefieren gastar en otras cosas, que en una pieza hecha por mis compañeros porque creen que es un gasto innecesario comprar una artesanía”, dijo la entrevistada, quien exhorta a las personas a adquirir los productos.