Cuatro de cada 10 empresas en Tehuacán fracasan en un período de 7.8 años, debido a la falta de administración y seguimiento en programas de apoyo a emprendedores por los diferentes niveles de gobierno.

Aunque se prevé que la cifra sea mayor a cuatro, a través de un estudio que aún no concluyen economistas profesionales de la ciudad, determinaron que en la zona de Ajalpan, Altepexi, Miahuatlán y Tehuacán los resultados arrojaron que si en el mencionado lapso de tiempo las empresas no lograron “madurar”, tienden a cerrar sus puertas.

El economista Miguel Antonio Mascarúa Alcázar afirmó que el fracaso también se basa en la falta de protección por parte del gobierno y dependencias para impulsar a los microempresarios, ya que existe preocupación entre ellos en cuestión de inseguridad, pago de impuestos y la falta de liquidez para enfrentar la situación o crisis a mediano plazo.

“Lo que encontramos es que las empresas no saben manejar su dinero, porque esto implica cuestiones de cuentas bancarias, pagar comisiones por uso de consumo de tarjetas de débito o crédito, y tampoco hay una estrategia para hacer crecer el dinero mediante cuentas de inversión a corto plazo que permitan refinanciarse”, recalcó el entrevistado.

Entre los giros evaluados y con esa problemática fueron comercios de todo tipo, empresas agrícolas y de manufactura, el profesionista indicó que el panorama sería diferente si los emprendedores tuvieran la seguridad de que existen mecanismos de financiamiento y recurso a fondo perdido. Esto por parte de las dependencias encargadas del desarrollo micro, medianas y grandes empresas que permitan el crecimiento de las mismas; ya que ese fenómeno también desemplea a personas que dependen de ellas y por consiguiente ocasiona una crisis social, lo cual se convierte en un grave problema.


II Jennifer Carrillo

EL MUNDO DE TEHUACÁN