Tehuacán.- El cierre de los ductos de hidrocarburo en el llamado “Triángulo Rojo” ha ocasionado que municipios cercanos a la zona se vean afectados, tal es el caso de Ciudad Serdán en donde la comunidad se ha visto seriamente vulnerable al saqueo de vagones de tren y el robo de vehículos.

Aunque se han implementado operativos para combatir el robo de combustible, a través de estrategias como el operativo “Escudo Zaragoza” y se han coordinado recorridos por las Bases de Operaciones Mixtas (BOM) la colindancia con zonas peligrosas aumenta el índice delictivo de esa población.

De acuerdo al presidente municipal, Juan Navarro, a pesar de que Ciudad Serdán no se encuentra dentro del “Triángulo Rojo” su cercanía con poblaciones como la Encrucijada, Esperanza, Palmar de Bravo y Atzizintla ha perjudicado ese sitio, esto debido a los enfrentamientos constantes que se han suscitado, por lo que la labor junto a las autoridades estatales es una de las líneas importantes a seguir.


Jennifer Carrillo

EL MUNDO DE TEHUACÁN