Exigen instituciones y organizaciones mayor seguridad para estudiantes, tras el asesinato de Erick Joaquín Ramírez Herrera, alumno del Complejo Regional Sur de la BUAP en Tehuacán.

El joven fue reportado como desaparecido y luego fue encontrado muerto bajo un puente en San Lorenzo Teotipilco.

Tras difundirse la información, la BUAP emitió un comunicado para condenar el hecho, así como solicitar la pronta intervención de las autoridades encargadas de esclarecer el homicidio.

Por su parte, el Consejo Nacional de Estudiantes, Capítulo Tehuacán repudió la violencia con la que se perpetró el crimen, exigiendo no sea un caso más de impunidad.

“La comunidad estudiantil en Tehuacán merece tranquilidad, la cual solo la seguridad puede otorgar, por lo que pedimos que se aumenten las medidas que la garanticen por el bien de todos y cada uno de nosotros”, difundió la organización en un documento.


II MARÍA ROJAS TOBÓN

EL MUNDO DE TEHUACÁN