Que los metros cuadrados no te detengan.

En el balcón de tu departamento o un patio pequeño puedes cultivar y mantener un huerto urbano, principalmente para obtener alimentos básicos de una ensalada, como lechugas, espinacas, acelgas, betabeles, chiles, o hasta tomates.

Gonzalo Villarreal Flores, director de “Ciénega Asterión México”, empresa enfocada en la creación de ambientes sustentables, señala la importancia de cuidar la cantidad de radiación solar que reciben las plantas.

“Mucha gente piensa que el sol ‘mata’ a la planta y es todo lo contrario, requerimos mínimo seis horas de sol al día, de preferencia el de la mañana”, explica el especialista de dicho centro ecológico.


LO QUE PUEDES CULTIVAR

Lechuga, betabel, acelgas, espinacas, rábanos, chiles como el serrano, piquín o habanero, tomates, brócoli, alguna calabaza tipo zucchini, cebollines coles, repollo o ajos y hasta la zanahoria podrían cultivarse.

“La mayoría de las hortalizas se pueden tener, solo tienes que revisar bien tu consumo semanal y hacer un plan de germinado, trasplante y cultivo para poder tener constantemente estos alimentos”, recomienda Villarreal Flores.

Poder cosechar tu propio alimento orgánico y contribuir a tu propia salud, purificar el hogar con más oxígeno y disminuir el estrés, son los principales beneficios de poseer un huerto urbano.

“La idea es que no gastes mucho, pero que se vea bonito. Debes pensar en la estética, ya que el huerto es un estimulante a tu olfato, gusto, vista, tacto u oído, un espacio para estar y disfrutar”, dice.


Cómo hacerle

Empieza tu huerto a partir de las siguientes recomendaciones:


CONTENEDORES

Las plantas se puedan desarrollar de manera aceptable en contenedores con un mínimo de 30 centímetros de profundidad.

Su ancho puede ir de acuerdo a las dimensiones el espacio.

Si son macetas las mejores serán las de plástico no transparente, barro, o bien, bolsas de fieltro, huacales de madera o llantas reusadas.

“Es mejor tener varios contenedores pequeños ya que es probable que tengas que moverlos para que tomen más sol, o al contrario, para protegerlos de un exceso”, dijo Villarreal Flores, .

“Lo que más afecta es el sol del poniente en verano, y para esto se puede usar malla sombra de un 20 o 30 por ciento o un pequeño árbol que dé sombra a esas horas y que en invierno pierda las hojas para aprovechar más el sol”.

Las botellas de PET funcionan por un tiempo, pero posteriormente la tierra se degrada. Con tubos de PVC se observan mejores resultados.


TIERRA

La tierra de los contenedores debe ser suelta, tipo limo oscura, con hojas y ramas sueltas. Hay que evitar la que solo es excreta de caballo, sugiere Villarreal Flores.

“Nuestra recomendación es saber hacer tierra ‘nutritiva’; hacer composta para sacar los nutrientes que requiere tu planta es básico en cualquier proyecto de huerto urbano”, añadió.


RIEGO

Necesita estar bien localizado para un buen drenaje al regar: si es necesario, hay que hacer adecuaciones antes de colocar un contenedor y pintar para proteger paredes cercanas.

“Primero riega y revisa a dónde va el agua para no afectar a los vecinos porque el riego es diario la mayor parte del año”.

Existen métodos que pueden ayudar a las personas como el usar charolas o baldes donde el agua se encuentre constantemente y la tierra la absorba por capilaridad, agrega.


PLAGAS

Hay que tener como mínimo tres o cuatro repelentes con bases orgánicas, o incluso insecticidas con extracto de neem que matan gusanos o chinches. (Reforma)


Agencia