Cd. de México.- Después de dos años de negociarla y debatirla, ayer se aprobó la Ley General en Materia de Desaparición Forzada de Personas, en la Cámara de Diputados.

Con 361 votos, el proyecto de decreto fue avalado en lo general y turnado al Ejecutivo para su publicación y entrada en vigor.

Familiares de desaparecidos festejaron con aplausos y consignas la aprobación de la nueva ley, que les otorga la posibilidad de iniciar búsquedas con el apoyo de la autoridad.

La ley señala que quien incurra en el delito de desaparición forzada se le impondrá una pena de 40 a 60 años de prisión, y de 10 mil a 20 mil días multa.

Esta sanción podrá aumentar hasta en una mitad cuando la víctima pierda la vida, sea migrante, menor de edad, mujer, discapacitado o adulto mayor, periodista o defensor de derechos humanos.

A la desaparición cometida por particulares se le impondrá pena de 25 a 50 años de prisión y de 4 mil a 8 mil días multa. (Reforma)


Agencia