A pesar de que hasta el momento el pasaje en el transporte público se mantiene sin modificaciones en la ciudad, líderes transportistas aseguran que las tarifas subirán a partir de julio, mismas que deberían pasar de 5.50 a 8 pesos, lo cual justifican es una medida para solventar el “golpe” por costos de gasolina.

Debido al convenio que se tiene con la Secretaría de Transporte (ST), concesionarios no pueden modificar sus costos aún cuando la situación pinta difícil, ya que la alza podría contribuir a una alteración social o involucrarse con el proceso electoral que se avecina en el estado.

Santiago Mendoza Tierra, líder transportista en Tehuacán, indicó que pedirán el aumento para el mencionado mes luego de que durante seis años se respetaran las tarifas; sin embargo, las mismas siguen siendo las más baratas de todo el estado, incluso en el país, por lo que estás tienen que sufrir el cambio.

“Enserio, la cuestión está difícil, fue un compromiso que hicimos con el gobierno y que muchos no se atreven a decir de no subir el pasaje, hicimos un convenio firmado y Tehuacán fue el primero en firmar por apoyo al ciudadano, pero pasando el proceso electoral se tiene que dar”, agregó el entrevistado.

Son alrededor de 250 pasajeros los que se transportan por día en una unidad del servicio público; sin embargo, Tehuacán cuentan con poco más de 50 combis, más camiones de otras rutas, pero las ganancias son insuficientes para cubrir los gastos en gasolina, refacciones, cambios de llantas y suspensiones, por ello para el sector se torna importante hacer una variación en el costo, pues de esta manera podrían hacer frente a todos los incrementos que se han registrado y que afectan también de manera directa al servicio de colectivas.


Jennifer Carrillo

EL MUNDO DE TEHUACÁN